Páginas vistas en total

viernes, 2 de mayo de 2008

Bolivia vista por los suecos en artículo de GP suscrito por Claes Aronsson para TT (agencia escandinava)

Oposición de las regiones contra Morales

(Traducción libre por M. Aira de un artículo suscrito en Bs.As. por Claes Aronsson y que aparece en Correo de Gotemburgo, Suecia que cuenta con medio millón de lectores)

Se puede acariciar al gato y escuchar su ronroneo, pero si se le provoca muestra sus garras. La figura se acomoda bien para Bolivia cuya más importante región tendrá el domingo 4 de mayo un referendum para aumentar su independencia contra la voluntad del Gobierno.
Todas las decisiones que ha ido tomando Evo Morales desde que fue elegido Jefe del Estado pasan a la penumbra frente al problema de las regiones.
“Sería una catástrofe si el presidente se viera obligado a renunciar como resulta de la consulta popular” asegura Carlos Cordero de la Univerisad Mayor de San Andrés de la sede de gobierno. Cordero piensa que Morales se verá en dificultades si no presiona con dureza. Cuatro departamentos han decidido romper contra la Contitución y proceder con “ilegales referendos para presionar al Gobierno lo que puede traer graves consecuencias. Las encuestas sobre las consultas dan por resultados la victoria del Sí.
Se ha mostrado a lo largo de la historia que Bolivia es uno de los países más difíciles de gobernar. Contribuyo a ello el propio Evo Morales antes de ser elegido presidente. Por su parte Morales pudo hasta ahora arreglárselas bastante bien, a pesar de promesas electorales incumplidas. Es un Presidente que cuenta con el apoyo de la mitad de la población del país.
Los votos de los ricos
A pesar de tener en contra una gran parte de los ciudadanos, de manera conciente se desentendió de su promesa, puesto que muchos departamentos habían expresado la necesidad de una administración local de mayor fuerza. Morales había prometido dar a las regiones esa posibilidad que al no haber sido aplicada le traerá consecuencia desagradables. El domingo votarán en Santa Cruz, que genera más de un tercio de los ingresos de la nación.
Semanas más tarde le seguirán Beni, Pando y Tarija que han convocado a los referendos lo que hace más del 65% de la economía.
Sería adecuado que ahora mismo Morales diera un paso atrás y no esperar a que los cuatro departamentos hayan realizado las consultas populares cuando una especie de argumento decisivo esté detrás de los departamentos y en contra del Presidente, piensa Carlos Cordero.
Por lo demás todo empezó tan bien cuando Morales fue elegido a fines del 2005. Finalmente una persona con raíces campesinas recibía la oportunidad de gobernar Bolivia con un apoyo congresal nada despreciable. Morales y su gobierno socialista contaba con proyectos radicales para elevar el nivel de extrema pobreza de su economía. Evo mostró su habilidad para gestionar las primeras medidas y logró precios maores para la venta del gas a los países vecinos, lo que significó mayores ingresos al Tesoro a lo que contribuyó “la nacionalización de grandes yacimientos de gas natural”. Sin embargo el valor de ello podría disminuír drásticamente si Morales no consigue admitir en forma seria la lucha por mayor independencia de las regiones.
Un Presidente bajo presión
Solamente dos de las nueve regiones están bajo el control del MAS (Movimiento al Socialismo su partido político) después de las eleccines del 2005. Después de ésto quedó claro que la siguiente fase del desarrollo vendría a ser la mayor independencia de las regiones sobre la base del fortalecimiento de los gobiernos locales.
Lo más probable es que el Departamento de Santa Cruz iniciará un proceso de negociación con el Gobierno cuando esté claro que el “sí” haya vencido en el referendo. Cual será la respuesta del Presidente es la clave de la cuestión.
“La única solución es que Morales permita que las regiones puedan gozar de mayor libertad e independencia administrativa y que ello se legisle mediante una nueva Constitución”, termina Cordero su exposición.
Hechos sobre la República.
Bolivia es uno de los países más pobres de latinoamérica.
La cocaína y el gas natural han denigrado y ayudado a la nación en el último decenio.
Desde la fundación en 1825 Bolivia ha pasado por cera de 200 golpes de estado.
En las pasadas elecciones del 2002 Evo Morales estuvo cerca de la victoria, las que perdió por escasa diferencia frente a Gonzalo Sánchez de Lozada. Luego se sucedieron algunos años con el protagonismo negativo de Morales en la marcha de la nación hacia adelante.
Los productores de coca, cuyo portavoz era y es Evo Morales realizaron interminables protestas contra el Gobierno Constitucional y sus sucesores (Carlos Mesa y Eduardo Rodríguez) para finalmente tomar el poder a través de las elecciones del 2005.
Los datos son proporcionados por TT (la agencia escandinava de noticias)

No hay comentarios: