Páginas vistas en total

sábado, 31 de mayo de 2008

guillermo Capobianco desde El Deber nos cuenta acerca de "la decisión que cambió el curso de la Historia"

La tarde del sábado 3 de mayo la noticia se difundió como reguero de pólvora en el Centro Internacional de Informaciones, desde cuyas instalaciones 800 periodistas de todo el mundo cubrían el hecho más destacado de esos días: el referéndum para la aprobación del Estatuto Autonómico del departamento de Santa Cruz.Enviar o no tropas del Ejército regular para tomar por asalto la ciudad rebelde e impedir la consulta popular, calificada de ‘ilegal’ e ‘inconstitucional’ por el Gobierno central, era la disyuntiva del momento.A decir de fuentes informadas, aquélla fue una reunión crucial en la que los ‘duros’ y los ‘moderados’ libraron una dura ‘batalla’ política. Al final se impuso la cordura y se desistió de la operación militar, que ya había tenido sus antecedentes calamitosos semanas antes con el ‘ensayo general’ de la toma del aeropuerto internacional Viru Viru.Esta vez, un elemento de carácter estratégico se incorporó al debate. Consultados los mandos militares, éstos respondieron con una negativa rotunda: las Fuerzas Armadas no se someterían a tamaño desafío y riesgo inminente de un baño de sangre que empujaría al país hacia una cruenta guerra civil. El desistimiento gubernamental cambió el rumbo de la historia.La guerra, “como continuación de la política por otros medios”, tal como la definen los clásicos, fue ganada por el insurgente país autonómico sin disparar un solo tiro.Al anochecer de aquella histórica jornada había nacido un nuevo país. La multitud enfervorizada festejando en la plaza de armas la aprobación de su Estatuto Autonómico fue la expresión augural de una nueva era política.Empezó la agonía del ominoso sistema centralista, ‘depredador’ de la riqueza generada en las regiones, y también la agonía del sistema presidencialista y del centralismo político y burocrático.Desde entonces, el país autonómico empezó a caminar con pies propios. Nació la Asamblea Legislativa Departamental aprobando sus primeras leyes y quedó llano el camino para la aprobación, en estos días que corren, de los estatutos autonómicos de Beni, Pando, Tarija, Cochabamba y Chuquisaca.El Estado democrático, plural, multiétnico, multirregional, multicultural y autonómico ganó la guerra por doble partida; lidera ya al nuevo país en sus escaramuzas frente a la resistencia del viejo régimen e impulsará con fuerza geopolítica renovada a la Zicosur (Zona de Integración del Centro-Oeste de Sudamérica), constituida por los gobiernos subnacionales de Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.Un área de influencia de 30 millones de habitantes con 16 gobernaciones, intendencias y prefecturas, en un área territorial que cubre el centro de Sudamérica con un gigantesco potencial en materia de comercio intrarregional y mundial.La Bolivia autonómica, desde el centro geopolítico estratégico, se irá consolidando poco a poco en el auténtico ‘heartland’ de Sudamérica.
*Columnista, memocapobianco@gmail.com

No hay comentarios: