Páginas vistas en total

miércoles, 7 de mayo de 2008

si gobernar es mandar con autoridad evo morales nos ha ofrecido lo contrario sin normas de convivencia y sensatez

Gobernabilidad e Intolerancia
Mauricio Aira

A raíz de los resultados obtenidos en la consulta democrática realizada en el departamento de Santa Cruz, el Presidente Morales pronunció un discurso a tan sólo dos horas de conocerse los porcentajes del 86% por el Sí y del 14% por el No, ofrecidos en forma preliminar a boca de urna, inoficiales, descalificando el referendo y acusando de fraude y de violencia al Prefecto Costas y a la Corte Electoral que hicieron posible tal acontecimiento. El Mandatario estaba dando otra prueba más de su intolerancia, falsa interpretación de los guarismos estadísticos, y total imposibidad para gobernar.

Si gobernar es mandar con autoridad un país, guíar y dirigir la nave del Estado orientado por normas de convivencia y sensatez Evo Morales nos ha ofrecido todo lo contrario. Esto es la falta de respeto al colectivo cruceño en primer término ya toda la nación y al entorno de países amigos y otros que habían estado siguiendo todo el desarrollo de acontecimientos que culminaron con el acto plebiscitario.

Está claro que ya dejado de existir el margen de tolerancia que pudo haber en la conducción gubernamental y haberse dado espacio una vez más al odio racial, al desprecio por las acciones de los autonomistas, y lo más grave frente al testimonio realista de varios centenares de comunicadores concentrados en Santa Cruz, que escucharon atónitos la formulación que llegaba vía los medios oficiales.

Era cosa de no poder creerlo nos remitimos a las frases de los comunicadores: “es una irresponsabilidad y una argucia baja pretender que todos los votos de la abstención hubieran favorecido al NO. No hay lugar para manipular cifras y lanzar acusaciones de fraude que no están sustanciadas ni afectan la cifra total” discernió Alvaro Gumucio “uno no sabe si reírse o avergonzarse de las declaraciones de EM y del MAS, que han venido insistiendo en que la autonomía cruceña es una artimaña de unas cuantas familias de ricos...si esto fuera cierto tendría que colegir que Santa Cruz está llena de familias numerosas y prósperas. Ahora queda claro que no se trata de un puñado de privilegiados solamente. Incluso en el Plan Tres Mil enorme barrio popular, ganó el SI. (Ver su art. Basta ya de Mentiras.
http://documentosimperdibles.blogspot.com/)

No se puede contrastar lo que sigue: El Presidente no tiene la menor hidalguía a la hora de reconocer su derrota. No es honesto, miente. ¿O quizás está muy mal informado? ¿Le esconden la verdad? ¿Vive en un mundo ficticio? Cuando Chávez perdió su referendo tuvo la hidalguía de reconocer la victoria de la oposición. Esa hidalguía le falta a Morales quién se apresuró a calificar el suceso como “un fracaso” esgrimiendo una aritmética tramposa que si se aplicara a los resultados de 2005 cuando resultó electo no le favorecerían en absoluto...esta ha sido una estruendosa derrota para el MAS, para Evo para el Gobierno. Es un dato objetivo, nos guste o no, estemos a favor o en contra.

Más o menos en términos aproximados se han pronunciado diarios como La Nación de Bs.As. El Mercurio de Santiago, El Comercio de Lima, Herald Tribune de Miami, la BBC de Londres, El País de Madrid, etc., el mandatario para verguenza de Bolivia se está convirtiendo en el hazmereír
“se muestra un hombre que se enreda cuando habla, incluso peor que antes, no es articulado, repite las mismas consignas, es incapaz de analizar un tema en profundidad, razonar mientras habla, inseguro, sin aplomo, confundido, descompuesto, aunque las palabras que salen de su boca pretendan afirmar lo contrario”.

No voy a mencionar los cientos de artículos que han venido publicándose dentro y fuera de Bolivia descalificando la conducta de quién ha perdido la gobernabilidad y toda comprensión, toda indulgencia, nunca aprendió que sin tolerancia no es posible gobernar a una nación de seres humanos diversos aunque unidos bajo un mismo cielo el de Bolivia Unida.




No hay comentarios: