Páginas vistas en total

sábado, 17 de mayo de 2008

el diario cooperativo de Cochabamba, OPINION editorializa


La Unión Europea sobrepone sus intereses a su amistad con Evo

Los embajadores de la Unión Europea han actuado en la línea tradicional de las relaciones internacionales, su amistad o preferencia por Evo Morales ha sido superada por sus intereses concretos. Es verdad que los Estados, en última instancia, actúan en función de objetivos reales y no de sentimientos abstractos.

La frase popular afirmando que los países no tienen amigos, sino intereses se cumple, en cada momento, con más o menos rigor. Los embajadores de la Unión Europea le han expresado, al Gobierno, su preocupación por la nacionalización de empresas extranjeras que operan en Bolivia. Se refieren a las medidas tomadas por el régimen presidido por Evo Morales en relación con ENTEL. Los alcances de la representación hecha por los diplomáticos no han sido difundidos.Como es de conocimiento general, Evo Morales y su propuesta política, han recibido y reciben fuerte respaldo de los países del Viejo Mundo. Ahora mismo, se dice que muchos Organismos No Gubernamentales participan en ciertos niveles y sectores de la administración pública. En países pobres como el nuestro, la cantidad de dinero que se necesita para tomar el poder, democráticamente, en relación con lo que se gasta en países medios y grandes es poca, pero contrastado con la pobreza de la población, es mucha. Es en este aspecto en el que las ONG desempeñan papel importante en Bolivia.No es sólo el MAS que recibe ayuda extranjera, el MIR en su tiempo y después su desprendimiento Bolivia Libre, también, merecieron mucho apoyo europeo. El MNR de Gonzalo Sánchez de Lozada, hasta ahora, cuenta con una fundación que realiza estudios del acontecer nacional. Se supone que en cada ayuda hay ciertas condiciones. Desde la perspectiva de los intereses bolivianos, la nacionalización de ENTEL tiene componentes positivos y negativos. Es importante que el país controle las unidades económicas de naturaleza estratégica. Pero, parece una repetición de los errores del pasado, nacionalizar empresas que ya forman parte del Estado. En esos casos lo inteligente sería dictar reglas claras para que esas empresas sirvan, sin lugar a ninguna evasiva, a la sociedad boliviana.El gobierno de Evo Morales no podrá evitar la indemnización correspondiente, es decir, varios cientos de millones de dólares. Con esa cantidad de dinero es posible acelerar la industrialización del país, no tenemos ni siquiera una industria farmacéutica completa, traemos del extranjero casi todo; en materia de ropa importamos más del 60% de lo que consumimos. Para instalar fábricas modernas, sólo en ámbito de la industria liviana, se necesita menos dinero de lo que será pagado a ENTEL.Es urgente que el Gobierno formule un plan económico de largo alcance. Los inversionistas nacionales y extranjeros necesitan conocer el papel del Estado y, al mismo tiempo, las funciones del sector privado. No es bueno para nadie que en la economía no exista un mínimo de coherencia y racionalidad. Alguien tiene que decir cuál es el modelo vigente y cómo se lo va a poner en práctica.

No hay comentarios: