Páginas vistas en total

miércoles, 1 de diciembre de 2010

bajo el penoco pide que "las cosas claras" deben mostrarse de parte del Defensor de los Cocaleros

El Gobierno parece haber reconocido su derrota en la pulseada con el arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, y ha vuelto a atacar al rival de siempre, el cardenal Julio Terrazas, porque además de cruceño, es autonomista. Y mientras lo ataca, supuestamente porque el líder de la Conferencia Episcopal está en contra del “proceso de cambio”, anuncia la profundización del diálogo con las iglesias evangélicas, tal vez porque las considera más dóciles y menos respondonas. Y pruebas no le faltan ya que el Defensor del Pueblo, Rolando Villena, es un obispo metodista y en el reciente conflicto por los “niños del Chapare” no tuvo reparos en alinearse con los cocaleros y algunos otros talibanes que le han estado dando duro a los católicos. Tal vez los evangélicos traten de ganar espacio y sobre todo feligreses, pero antes que nada, deberán manifestar públicamente su posición en relación al narcotráfico, los niños y las drogas y todas las preocupaciones que han estado manifestando los obispos. A lo mejor ellos ven una “taza de leche” y sería bueno que lo digan, así las cosas quedan bien claras.

No hay comentarios: