Páginas vistas en total

lunes, 6 de diciembre de 2010

Marco Aurelio García delegado personal de Lula para tratar con Evo sostenía excelentes relaciones con EEUU. se aseguró que Evo no atacaría la Embajada

Preocupado por la seguridad de su embajada en La Paz, Estados Unidos pidió ayuda a Brasil para ``moderar”“ a Bolivia, cuando el gobierno de Evo Morales enfrentó un grave conflicto con las fuerzas de oposición, según cables filtrados por Wikileaks.

Los documentos fueron divulgados hoy por el diario brasileño “Folha de Sao Paulo”, que reveló que los contactos ocurrieron en junio de 2008, después de que la sede diplomática norteamericana en La Paz hubiese sido rodeada por manifestantes favorables a Morales.

Los manifestantes, que acusaban a Washington de apoyar la oposición, protestaban contra la presencia en Estados Unidos del ex ministro boliviano de Defensa Carlos Sánchez Berzain, presunto responsable de la matanza de al menos 60 civiles durante la llamada ``guerra del gas”“, en 2003.

LA DERECHA NO DERRIBARÁ A MORALES
En un cable reservado con fecha del 27 de junio de 2008, el entonces embajador estadounidense en Brasilia, Clifford Sobel, relata a Washington el contacto que sostuvo dos días antes con el asesor para Asuntos Internacionales del presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, Marco Aurelio García, para pedir ayuda para ``moderar”“ la posición de Bolivia frente a Estados Unidos.

Según el informe, García expresó disposición para ayudar informalmente y, al analizar la crisis, formuló críticas a la oposición, pero también al gobierno boliviano, al afirmar que Morales interpretó su victoria electoral de 2005 como una revolución, y no hacía diferencia entre los opositores radicales y derechistas modernos.

Sobel agregó que García afirmó que los opositores que combatían a Morales estaban comandados por elementos duros de la derecha, y pronosticó que, pese a que Bolivia tenía por delante un largo período de inestabilidad, la oposición no lograría su intento de derrocar al presidente.

PACTO DE NO AGRESIÓN
Por otra parte, el asesor de Lula sugirió a Estados Unidos un pacto de no agresión con Bolivia, y recomendó a Washington no subestimar el antiamericanismo en algunos círculos, que identifican a Estados Unidos como responsables de todos los golpes de Estado en América Latina.

Según el embajador, para enfatizar su posición García contó una antigua anécdota, en la que una persona pregunta por qué nunca hubo un golpe en Estados Unidos, y escucha como respuesta: ``Porque ellos no tienen una embajada norteamericana allᔓ.

Los contactos entre Washington y Brasilia sobre la situación en Bolivia quedaron aparentemente limitados al tema de la seguridad de la embajada estadounidense en La Paz. En septiembre de 2008, el presidente Evo Morales expulsó de Bolivia al entonces embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg, acusado de conspirar con los gobernadores de oposición.

No hay comentarios: