Páginas vistas en total

domingo, 26 de mayo de 2013

bajo el penoco...se muestra duro cuando juzga la labor "nacionalizadora del Régimen" como en el caso de Huanuni y otras que muestran un cuadro desastrozo y si continúa por esa ruta nos pasará lo que a Venezuela que hasta el papel higiénico tiene que importarlo

Días después de haber reconocido públicamente que la nacionalización de Huanuni, la mayor reserva minera de Bolivia, fue un completo desastre y que los únicos beneficiados con esa empresa son unos cuantos mineros mafiosos que se embolsillan jugosos sueldos, el presidente  afirma que las empresas nacionales son mejores porque al menos la plata se queda en el país. De esa forma ha instado a los usuarios  de telefonía a optar por la compañía que maneja el Estado en lugar de las prestadoras privadas del servicio.  Semejante declaración, además de carecer de bases sólidas, no deja de ser una visión con componentes suicidas. Aunque parezca mentira, en la industria gasífera, por ejemplo, la mayor fuente de ingresos de Bolivia, el Estado Plurinacional, revolucionario,  socialista, leninista y comunitario, sigue viviendo de lo que hicieron los asquerosos  neoliberales hasta el 2005, porque posterior a ese año, nuestros héroes del cambio no han encontrado ni una molécula adicional de gas. Y si continúan llegando algunas inversiones extranjeras al sector, lo hacen gracias a las compañías privadas,  que le hicieron la cama al Gobierno de Evo Morales y todavía le siguen dando de comer. Si nacionalizáramos todo o casi todo, como hizo Venezuela, terminaremos como ellos, con escasez hasta de papel higiénico.

No hay comentarios: