Páginas vistas en total

jueves, 1 de mayo de 2014

"te pones de rodillas"le gritó el teniente, protegido por el capitán que guardaba la puerta. ambos insultaron, maltrataron al sargento porque había estado entre los "sargentos rebelados" que pide la descolonización de las Fuerza Armadas. vergonzoso.

El sargento Ronald Zenteno Huanca denunció que el pasado 28 de abril, en las instalaciones del Grupo Aéreo “71” del Escuadrón de Mantenimiento “717”, fue víctima de la prepotencia del teniente Roger Omonte Pinto, quien le ordenó que se arrodille ante su “superioridad”.
Zenteno Huanca, en un informe dirigido al suboficial Gualberto Vedia Escalante y al que accedió ERBOL, relata que a las 07.30 del lunes ingresó a las instalaciones del Grupo Aéreo “71” con  su camarada Wilder Quispe Yujra y en la puerta del hangar fue detenido por el teniente Omonte, quiene estaba acompañado del capitán Migle Aleman.
El capitán “me preguntó con voz prepotente por qué ingresé de civil a la unidad y por dónde ingresé, yo  le contesté que mi uniforme se encontraba en mi casillero y que ingresé por la puerta de la I-Brigada Aérea y le pedí respetuosamente que quería cambiarme porque no quería llegar tarde al parte de diana de la Brigada”, cuenta Zenteno.
La víctima agrega que posteriormente Aleman le siguió interrogando y le preguntó si se había presentado los días jueves (24 de abril) y viernes (25), pero como no lo hizo, en tono alterado  lo acusó malcriado e insubordinado.
“Me dijo ‘claro como estabas marchando estos días’ (no te presentantes),  luego optó por seguir deteniéndome, asimismo me dirigí a los casilleros, donde el capitán Aleman ingresó  y con voz alterada (me increpó) diciéndome ‘malcriado e insubordinado’, pero yo le respondí en forma calmada que quería cambiarme para formar”, relata.
Después Aleman se fue a cuidar la puerta para que nadie se acerque y entonces ingresó el teniente Omonte.
“El Tte. Av. Omonte se me acercó ordenándome que me ponga de rodillas ante él, yo me opuse y le pregunte por qué, (...) después me ordenó que me ponga firme cuando me encontraba a medio desvestir, pero yo le pedí que me dejara terminar de cambiar y aun así me siguió gritando ‘insubordinado malcriado’”, dice el suboficial en el informe.
Fuentes militares indicaron a este medio de comunicación que el suboficial que denunció este hecho ahora recibe presiones para desistir.

No hay comentarios: