Páginas vistas en total

miércoles, 11 de junio de 2014

los chilenos dudan, en el G77 Evo, con su informalidad acostumbrada tratará de "contrabandear el tema del MAR" cuando Chile piensa que tendrá que "decir mucho y se prepara con su gente más entendida y más recalcitrante como Jorge Tarud

Momentos de indecisiones, de idas y venidas en estos días y no nos estamos refiriendo a la actitud de Jennifer López, quien finalmente se inclinó por acudir a la inauguración del Mundial de Brasil, a quien seguramente nadie iba a extrañar por su melodiosa voz, sino por el movimiento de sus caderas.

 Nos vamos a referir al tema del mar, la Cumbre del G-77 y la decisión del Gobierno boliviano de no mencionar el reclamo marítimo frente ante Chile. Sin embargo, la presidente Michelle Bachelet, quien no le devolverá la gentileza a su colega boliviano y no acudirá a la reunión, ha preparado toda una artillería para hablar del tema marítimo, ahora que el asunto se encuentra en los tribunales internacionales de La Haya. La mandataria enviará al canciller, Heraldo Muñoz, acompañado del vocero presidencial, dos legisladores de confianza, además de autoridades judiciales y expertos en el tema del mar. 

Según reportes de prensa, los chilenos no confían en la palabra del presidente Morales y creen que habrá mucho jaleo, folletería y actos colaterales en los que correrá mucha agua salada. Para que sea una reunión seria y de provecho para Bolivia lo mejor sería hablar del mar de frente de manera oficial, pero eso arruinaría la fiesta. Y al parecer, lo único que quiere el Gobierno es eso, jolgorio.

No hay comentarios: