Páginas vistas en total

domingo, 15 de junio de 2014


Mujica cuestiona el despilfarro del G77

valiente discurso del uruguayo

El presidente de Uruguay, José Mujica, afirmó hoy que la "cultura del despilfarro" del Occidente industrializado es una trampa que puede dar desarrollo material, pero no humano y preguntó a sus colegas en la Cumbre del G77 y China si ese es el modelo que buscan para sus sociedades.

Mujica intervino hoy con ese mensaje en la plenaria del foro que se celebra en la ciudad boliviana de Santa Cruz para celebrar los 50 años de vida del bloque y debatir sobre un agenda para el desarrollo global que dé continuidad a los Objetivos del Desarrollo del Milenio.
"Si nos formamos en la cultura del despilfarro necesario para que el capitalismo siga acumulando (...), si seguimos en esa trampa, es posible que logremos desarrollo material, pero no lograremos desarrollo humano", dijo Mujica.
Apuntó que este es un tiempo paradójico porque nunca los hombres tuvieron tantos recursos y medios, pero tampoco habían estado antes expuestos a tanto peligro "de socavar la vida del planeta por su codicia, por su irresponsabilidad".
"¿Cuál es el desarrollo que anhelamos? ¿El mismo que ha creado el Occidente industrial u otro desarrollo? ¿Son los mismos valores? ¿Es la misma cultura?", cuestionó el mandatario ante sus colegas.
"Si es la misma, el zorro va adentro de nosotros y la trampa está tendida porque nuestras formas de vida, apenas mejoramos, tienden a copiar las formas de vida de ese Occidente industrial. Nuestros hoteles son iguales, nuestros autos son iguales y nuestra opulencia, aparentemente, es igual", manifestó el gobernante uruguayo.
Agregó que otra humanidad es posible solo "a partir de otros valores", lo que supone un enfrentamiento que va mucho más allá de la fuerza material porque en 50 años de historia se han visto utopías y sueños que se destrozaron en el modelo del capitalismo.
El jefe de Estado uruguayo reflexionó que una de las batallas importantes está en el área cultural porque "no alcanza con todos los frentes materiales, si la batalla no se da en el terreno de la cultura".
"Y los ejemplos deben corresponder fundamentalmente a los hombres que gobiernan", dijo Mujica, al reclamar a sus colegas un impulso a las luchas sociales en el sentido más profundo "de promover las mejores fuerzas de nuestro pueblo".
Dijo que las peleas son mucho más profundas que una cuestión de desarrollo, porque son para un cambio "civilizatorio" pero no se puede dar más "manija a la civilización del despilfarro cuando se está agrediendo nada más y nada menos que la vida del planeta".

No hay comentarios: