Páginas vistas en total

miércoles, 16 de julio de 2008

la situación política sube de temperatura y como van las cosas todo hace pensar en un acto de locura empujado por el MAS



¡Estamos al borde del despeñadero!
Mauricio Aira

Todo empezó aquel 6 de agosto de 2002 cuando un Presidente Constitucional juraba ante el Crucifijo cumplir y hacer cumplir las Leyes y velar por los intereses de la República, a la misma hora que la agrupación de cocaleros sellaba un pacto de sangre para derrocar al gobierno surgido del Congreso Nacional de entre los partidos democráticamente más votados.

No vamos a los detalles de aquella lucha entre lo legal y lo ilegal, lo constitucional y lo subversivo porque la memoria está aún fresca y se recuerda que bajo la causa de evitar la erradicación de la coca se desarrolló toda una doctrina hábilmente alimentada con grandes recursos tomando en cuenta fenómenos como la existencia de una clase emergente de relocalizados que de las minas se trasladó a territorios de colonización como El Chapare, reeditando el episodio de Los Yungas cuando el MNR acometió la diversificación económica con su contenido político-espacial (1956) de aprovechar el traslado masivo de familias mineras y asumir tareas productivas para superar la monoproducción, sustituír importaciones, lograr el abastecimiento alimentario en cuya ejecución Paz Estenssoro contó con el invalorable aporte de Alfonso Gumucio Reyes que a la cabeza de la Corporación de Fomento fue el motor de todo el proceso.

Es posible que nadie se hubiera propuesto entonces( 1985) al aplicarse el 21060 con el paquete de dramáticas medidas que representó y la consecuente quiebra y cierre de la industria estatal minera que los desplazados habrían de utilizar sus finiquitos en la siembra de la hoja de coca que generó una producción explosiva de cocaína en un momento tal que los consumidores de Estados Unidos y Europa enloquecían con la droga. (El boom de la cocaína 1975-1995)

Pocos aceptan que la represión al narcotráfico es un acuerdo de consenso asumido en Naciones Unidas válido para los grandes productores Colombia, Perú y Bolivia en ése orden que se ejecuta por los signatarios del pacto en proporción a sus capacidades de donde el coloso del Norte aporta más. Que se cometieron grandes errores tácticos en su aplicación no se pone en duda porque generaron fenómenos como el movimiento cocalero que terminó convirtiéndose en un partido político y que ha tomado el poder público en nuestra Patria.

Cuando un periodista cubano le preguntó a un conocido político movimientista que cómo podía explicarse que Morales Ayma, “un hombre de pocas luces y casi ninguna instrucción hubiera llegado a la Presidencia”, la respuesta fue “no se puede subestimarlo porque además de ser un hombre sortudo, cuenta con dos padrinos, uno muy rico que le provee de petrodólares para comprar apoyos incluso en el ejército y otro que le ha dado todo su conocimiento en materia de subversión con una experiencia propia de 40 años de mantenerse en el poder”.

Valga mencionar que ante el rescate de Ingrid Betancourt por soldados colombianos de la guerrilla que le privó de libertad por más de seis años Fidel Castro pateó el tablero y sentenció “la guerrilla comete craso error al retener prisioneros en la selva, debería liberarlos ya” haciéndole eco a Hugo Chávez que había invocado “la guerrilla debe soltar sin condiciones a los cientos de rehénes” y acto seguido Chávez se abrazó al presidente Uribe en gesto de apoyo a la reconciliación entre colombianos.

Estos ejemplos deberían ser copiados por Evo Morales y en aras de la reconciliación de todos los bolivianos dejar sin efecto su fratricida “referendum revocatorio” o aceptar las modificaciones en igualdad de condiciones con los prefectos autonomistas. Al empecinarse en llevarlo a la práctica está sellando la divisón de la familia boliviana, debería ser “tan sabio como Castro”, que deponiendo viejas ideas, invoca un gesto humanitario de los colombianos alzados en armas para obtener la paz.

Al parecer a Evo Morales no le interesa gobernar para todos los bolivianos, se resiste a escuchar la voz de la prudencia, de la fraternidad y se inclina por la diatriba, el revanchismo, la controversia. Qué decepción y qué pena! Ahora se comprende porqué el fundador del MAS Filemón Escóbar expulsado por Morales se había fijado en René Joaquino como su mejor sustituto por ser líder extraño a la confrontación. Joaquino dice es más amable, más sencillo y mucho menos apegado al amiguismo. Es un hombre al que le gusta leer, es amigo de las tesis no de las especulaciones, ha estudiado derecho en la Universidad de Potosí y ostenta el título de abogado, es tolerante, no se inclina al caciquismo y mucho menos, acepta la adulación. No es vengativo, ni con la gente que le rodea ni con sus adversarios políticos, es comunario, educado en los usos y costumbres de la disciplina del ayllu, en la ética del respeto y la reciprocidad, además dialoga sin complejos con los hermanos del oriente mostrando que es posible la complementariedad entre las dos civilizaciones que nos constituyen como país, Evo por el contrario nos va a conducir a una brutal y despiadada escisión entre las Tierras Altas y las Tierras Bajas”. En suma Joaquino interpretaría el espíritu de Zárate Willka de quererse entre hermanos los hijos de una misma sangre blancos e indianos según el pensamiento de Escóbar, en lugar de empujar al pueblo al borde del despeñadero con un absurdo revocatorio.

1 comentario:

PAULINO MAMANI H. dijo...

Saludos,
Esperamos que como Bolivianos este situacion politica deje de perjudicar la economia boliviana y el desarrollo de la misma.
Estoy de acuerdo con su persona de que Rene Joaquino sera una importante personaje en la politica boliviana y como militante desde Alianza Social, estamos trabajando para que esto se cumpla.
Gracias,
atte.
Paulino Mamani H.
www.alianza-social.com
www.renejoaquino.com