Páginas vistas en total

domingo, 12 de enero de 2014

compara con Cutipa, un delincuente masista detenido un mes en la cárcel por una cuantiosa suma de dinero que nunca se aclaró ante la opinión y que fuera detenido por el desvío de miles de toneladas de coca, del depósito oficial a la fabricación de droga, con el Caso Cuba en pleno debate.

Cuando se mencionan a Bolivia en los ránkings de corrupción nunca se menciona el estatus quienes suelen ser vinculados a actos reñidos con la ley. La corrupción es mundial, pero en otras partes las aguas parecen estar bien divididas entre policías y ladrones.

 En nuestro país nunca se sabe si el que está tras las rejas es el culpable o es al revés y peor cuando la politiquería es la que está detrás de casi todos los hechos criminales. Habrá que ver cuánta tela trae para cortar el caso del empresario Arturo Cuba que se suicidó hace unos días en La Paz; a lo mejor no tanta como la de Juan Cutipa, liberado antes de que siga aflojando la lengua sobre los vínculos de la política con la coca y sus derivados. 

Acaba de caer preso uno de los supuestos cabecillas de las tomas ilegales de tierras en Santa Cruz. El hombre, llamado Venerable Huanca, uno de los dirigentes más pesados de San Julián, ha sido vinculado con el senador suplente del MAS Félix Martínez, quien no ha tenido reparos en admitir que su compañero de partido ha ocupado varios cargos en el oficialismo y ha compartido la testera en actos políticos con altas autoridades gubernamentales, que según el legislador, deben dar la cara para aclarar por qué, para qué y para quién tomaba tierras Venerable Huanca, detenido en Palmasola por orden de un juez cautelar.

No hay comentarios: