Páginas vistas en total

jueves, 23 de enero de 2014

respondió todas las preguntas de 50 periodistas en Los Tajibos, directa y claramente sin dejar lugar a dudas. luego de fue a visitar El Deber, primero al director y luego a la redacción, puesto que M.Vargas es columnista de Séptimo Dia

El salón Jazmín del hotel Los Tajibos, en la capital cruceña, fue el punto de encuentro de los más de 50 periodistas bolivianos con el premio nobel de literatura Mario Vargas Llosa. Fue un encuentro ‘sin reservas’ dado que el dramaturgo y literato respondió ampliamente a todas las preguntas que le realizaron los comunicadores.



La interrogante generalizada que desde hace días se hacía esperar era en torno a la opinión del premio nobel de literatura sobre el Gobierno boliviano, por el revuelo que se generó en torno a su visita, a la que el presidente Evo Morales tildó de política y de ser un espaldarazo para sus opositores con miras a las elecciones presidenciales. Vargas Llosa no se hizo de rogar, aceptó que criticó a Morales y que hay aspectos de su Gobierno con los que no concuerda.

“He criticado al Gobierno de Evo Morales porque es populista. Si la mayoría de los bolivianos desea ese Gobierno, lo respeto pero creo que el populismo no resuelve los problemas y no veo porque el caso de Bolivia sea la excepción”, sostuvo el escritor, que agregó que “estos tipo de gobiernos van empobreciendo la democracia detrás de discursos de justicia, de lucha contra la pobreza”.

Precisó que el populismo no resuelve los problemas de la sociedad. “La pobreza no se derrota con discursos, sino con política”, añadió. Sobre su presencia en el país, Vargas Llosa, dijo que no es  un “peligro” y que es una “tontería” decir que viene a Bolivia a conspirar. “Quiero a Bolivia y no me gustaría que Bolivia sea sometida a un gobierno populista, sino a una democracia sólida”.

 El nobel también se refirió a la demanda marítima boliviana e indicó que es un sueño legítimo, que debe resolverse de forma trilateral. “Era un camino más factible que acudir a una instancia internacional cuyos fallos son inapelables. De muy niño fui partícipe de ese mar perdido para Bolivia. Es un ideal muy profundo que debería contar con un respaldo internacional muy fuerte”, sostuvo.

Sobre los gobiernos antidemocráticos señaló que la mejor manera de hacer que respeten este derecho es “obligándolos a tomar conciencia de sus errores”.  También dijo que “los países que optaron por convertir al Estado en gran empresario han fracasado estrepitosamente”.
Reveló que de su estancia en Cochabamba guarda los mejores recuerdos, que están “vinculados a una edad mítica de la vida en la que uno es feliz y dueño del mundo. Esos recuerdos son de inmensa felicidad”, manifestó.
Una vez concluida la conferencia de prensa en Los Tajibos, Vargas Llosa se dio tiempo para visitar al director general del diario EL DEBER, Pedro Rivero Mercado, y posteriormente visitó la Redacción de esta casa periodística en cuyo suplemento dominical, Séptimo Día, es columnista.

No hay comentarios: