Páginas vistas en total

miércoles, 22 de enero de 2014

"genio. manipulador político" le llama James Petras uno de los ideólogos de izquiera mas conocido de nuestros dias. "cita pachamama mientras defiende depradación capitalista extractiva" hasta cuándo le aceptarán sus argucias?

James Petras Sociólo Y Teórico De Izquierda. Extracto Tomado De Rebelion.Org
El régimen de Evo Morales consiguió imponer un modelo económico y político que generó una década de estabilidad política y social sin precedentes en Bolivia y un índice de crecimiento entre el 4% y el 6% anual. Consiguió formar empresas mixtas con más de 50 de las mayores empresas multinacionales y atraer sus inversiones, a la vez que mantiene buenas relaciones con los organismos financieros internacionales. 

Morales recibió asistencia económica de regímenes izquierdistas (Venezuela) y derechistas (la Unión Europea). Consiguió ganar para su causa a antiguos militantes sindicales y líderes campesinos, mediante una retórica radical, estipendios y subsidios, convirtiéndolos en ‘guardianes del statu quo’. Convirtió en aliada política a la oligarquía de Santa Cruz; ha aislado y estigmatizado a las organizaciones campesinas disidentes y a los grupos ecologistas que se oponen a los proyectos de infraestructuras y de agrominería que devastan el medioambiente, acusándoles de ser ‘instrumentos en manos del imperialismo’ (a la vez que invitaba a las multinacionales a hacerse cargo de los recursos naturales). 

Evo Morales mostró su maestría, sin parangón en América Latina, para justificar las políticas ortodoxas con una retórica radical. Cita a la pachamama (la madre tierra indígena) para defender la depredación capitalista extractiva; afirma que el trabajo inculca conciencia moral y contribuye a la renta familiar para defender la explotación infantil; (...) proporciona una pensión mínima que no llega a cubrir las necesidades más básicas mientras se jacta de superávits en el presupuesto nacional, una moneda estable y el incremento de millones en las reservas. Habla de antimperialismo a la vez que abraza su ortodoxia económica neoliberal.

No cabe la menor duda de que Morales es un líder excepcional; sus políticas multifacéticas muestran su genio como manipulador político. No es ningún revolucionario social, ni siquiera un reformista social consecuente y su régimen no es un Gobierno de los trabajadores. Pero es el dirigente capitalista democrático que cosechó un mayor número de triunfos y continúa ampliando su base electoral. La cuestión sin resolver es: ¿Hasta cuándo seguirá aceptando sus argucias políticas el otro 50%? 

No hay comentarios: