Páginas vistas en total

sábado, 11 de enero de 2014

el penoco adelanta que "caso cerrado" será lo de Cuba después de la versión oficial del suicidio y lo compara con caso Cutipa, hoy convertido en conductor de trufi en El Chapare.

Marisol Cuba la viuda rechaza suicidio de Arturo Cuba

Arturo Cuba, un empresario de la construcción acusado de estafar al Estado, se suicidó horas después de su detención en La Paz y mientras desde lo más alto del poder se confirma esta versión, el viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, Rodolfo Illanes, expresaba sus dudas sobre la supuesta autoeliminación del arrestado y pidió investigar a fondo. 

Cuba era uno de esos empresarios ligados al régimen que había sido invitado para encarar obras que después resultaron fantasmas, tal como lo denunció hace algunos meses el empresario Samuel Doria Medina y lo reportaron varios medios de comunicación. Según el viceministro Illanes, la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) debía investigar los antecedentes del empresario Cuba antes de asignarle costosos proyectos, pero al parecer nadie hizo esta tarea y hoy se conoce que el fallecido tenía por lo menos media docena de fichas por estafa en la Policía. 

El supuesto daño económico causado por Cuba era del orden de 10 millones de bolivianos, dinero que según algunas fuentes, le sobraba al imputado, un individuo curtido en los gajes judiciales. Será complicado que prospere la solicitud que hace el viceministro Illanes, tal como ocurrió con el caso Cutipa, denunciado también por un sector del Gobierno. Es obvio que con la muerte de Cuba este será un nuevo “caso cerrado”.

No hay comentarios: