Páginas vistas en total

martes, 13 de agosto de 2013

aparece como "el gran inquisidor" el censor uno de la prensa nacional. primero se les llama "antipatriotas" luego "traidores" y entonces la clausura y "el paredón"...www.eju.tv

Es una constante en los regímenes de tendencia totalitaria el confiscar políticamente la noción de “Patria” y tratar de descalificar a los opositores como “traidores” a ella.

Así sucedió tanto en las dictaduras fascistas como comunistas, donde quien ejercía el pensamiento libre casi siempre terminaba etiquetado de “antipatriota” (sucede aún hoy en la Cuba castrista).
Este preocupante discurso autoritario de la “antipatria”, consustancial a gobiernos antidemocráticos que buscan borrar la frontera institucional entre la administración circunstancial y el Estado, entronizando además al Caudillo como falso símbolo de la nación, se ha ido volviendo cada vez más insistente y altisonante en Bolivia, de la mano del proyecto de Evo Morales.
Última muestra de ello es el reciente intento de censurar a los medios de comunicación independientes colocándoles el estigma de “pro-chilenos”, ofensiva adelantada por el presidente cocalero en su discurso del 6 de agosto y ejecutada finalmente por su ministro de la presidencia, Juan Ramón Quintana, considerado el “hombre fuerte” del régimen.
El primer medio en sufrir la acusación de “antipatriota” es Página Siete, usando como excusa los lazos familiares del presidente de su directorio.
Pero detrás del ataque a ese periódico se adivina una maniobra contra toda la prensa libre, a la que se pretende domesticar bajo la amenaza de pasar a engrosar las listas negras de “traidores”.
Lo curioso es que, mientras el oficialismo echa a andar la “censura patriótica”, olvida olímpicamente que en sus filas hay quienes propugnan la venta de gas a Chile…
notishots@gmail.com

No hay comentarios: