Páginas vistas en total

miércoles, 28 de agosto de 2013

muy enojada. Dilma compareció ante los medios para protestar por el riesgo en que se colocó al senador Pinto. "la primera obligación es proteger la vida del que confía en nosotros" dijo con todo, que la seguridad de Pinto está garantizada ahora en Brasil.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff criticó este martes el operativo de salida del senado boliviano Roger Pinto, sin embargo, afirmó que su país garantiza el estatus de asilado que tiene el político boliviano.
Después de pasar 454 días en la embajada de Brasil en La Paz, Pinto llegó a la población de  Corumbá del Estado de Mato Grosso del Sur en un viaje de 22 horas acompañado por militares navales de Brasil. Posteriormente, Pinto Molina viajó hacia Brasilia por vía aérea.
"Lamento que un asilado brasileño haya sido sometido a esta situación. Un Estado democrático y civilizado, lo primero que hace es proteger la vida y garantizar la seguridad de sus asilados", afirmó la presidenta del país vecino en declaraciones que recoge la Agência Brasil.
Por otro lado, la presidenta negó que el senador boliviano haya estado alojado “situaciones precarias” dentro de la embajada de Brasil en La Paz. A diferencia de la justificación de Eduardo Savoie, encargado de Negocios del Brasil en La Paz y coordinador principal de la operación, quien señaló que “razones humanitarias” lo llevaron a asumir este operativo.
Sobre la participación de los infantes de marina en la operación que llevó a senador Bolivia a Brasil, Dilma Rousseff, dijo el ministro de Defensa, Celso Amorim, aclarará oficialmente ese tema en las próximas horas.

No hay comentarios: