Páginas vistas en total

lunes, 26 de agosto de 2013

Felicitacioones a El Deber que por medio de su cronista Iván Paredes Tamayo ofrece un trabajo completo sobre el caso Roger Pinto, que ya está en Brasilia y que ofrecerá horas más una relación de los hechos vinculaldos a su salida de Bolivia a Brasil

I
foto de arch. del senador Roger Pinto gozando de libertad en Brasilia
Iván Paredes Tamayo - ivan.paredes@eldeber.com.bo
Existen contradicciones en  cómo Róger Pinto abandonó Bolivia. El Gobierno maneja un discurso: el opositor “huyó” del país y por lo tanto se transformó en un prófugo de la justicia. Al frente, Convergencia Nacional (CN), organización política a la que pertenece Pinto, dijo que el asambleísta salió rumbo a Brasil en un vehículo oficial de la embajada brasileña en La Paz. Esta versión, para el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, es “impensable”, ya que los principios del Ejecutivo prohíben hablar de una negociación entre las administraciones de Morales y Rousseff para que el opositor pandino salga de la nación. 
Además, la autoridad gubernamental admitió que las relaciones diplomáticas entre La Paz y Brasilia se verán afectadas por este hecho. 
¿Cómo abandonó Pinto la legación diplomática y luego el territorio boliviano? Dos enfoques surgen ante la interrogante. 
El jefe de bancada de CN en Diputados, Adrián Oliva, reveló que el político pandino viajó hasta Corumbá, Brasil, en un vehículo oficial que pertenece a la embajada brasileña. Acotó que esta iniciativa se enmarcó en lo legal, porque Pinto fue escoltado por militares y "autoridades" del vecino país durante todo el viaje. 
La salida de la embajada
Un allegado a Pinto relató a este medio que el asambleísta salió en un vehículo de la embajada brasileña a las 14:00 del viernes. Viajó 22 horas vía terrestre hasta llegar a Corumbá, donde descansó unas horas en un hotel y luego, en un avión privado, salió rumbo a Brasilia, acompañado del senador brasileño Ricardo Ferraço, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de ese país.   
“Debo agradecer una vez más a todo Brasil y a sus autoridades”. Fueron las primeras palabras públicas de Pinto en territorio brasileño, según imágenes de la página web brasileña g1.globo.com.
El asambleísta se encuentra en Brasilia alojado en el departamento de Ferraço. 
Oliva explicó cómo Pinto salió del país. “No se puede alegar que este haya sido un hecho sin participación de las autoridades brasileñas; se trasladó al senador en un vehículo oficial, fue escoltado por fusileros navales de Brasil y fue recibido por miembros de la Policía Federal (de Brasil) y por el senador Ferraço”, describió. 
Por su parte, el senador Ferraço señaló que la organización del viaje se hizo “en conjunto” con autoridades brasileñas, aunque la Cancillería de ese país informó que recién ayer conoció del caso. 
Otra versión que apoya esta hipótesis es la del diputado Tomás Monasterio (CN), que señaló que Pinto cruzó varios puntos de control (trancas) en la carretera troncal del país sin que le hagan alguna observación. El paso libre que se dio se debe —dijo— a que viajaba en un vehículo oficial que pertenece a la embajada de Brasil. 
La fuente consultada por este medio incluso explica que de esta operación tenía conocimiento el Gobierno, ya que era la “salida más sana” para restablecer las relaciones.    
La posición del Gobierno
La Cancillería boliviana confirmó que Pinto abandonó Bolivia y lo consideró como un prófugo de la justicia. Quintana detalló que es “impensable” pensar en una decisión concertada entre ambos gobiernos para que Pinto salga de la nación.  
“Es impensable concertar o negociar actos dolosos, delincuenciales de ciudadanos bolivianos con otros países, esto es innegociable por principios, y la propia Constitución lo establece, así que no hay cabida para pensar en que la salida de Pinto fue negociada”, insistió. ´
Como Quintana, la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, informó de que el asambleísta pandino “fugó” del país y ahora se convierte en un prófugo de la justicia. Destacó que Pinto tiene cuatro arraigos, uno con sentencia ejecutoriada. 
En lo que no coinciden Dávila y Quintana es en el análisis de cómo quedará la relación diplomática entre La Paz y Brasilia tras la salida de Pinto. Para la ministra los mecanismos de coordinación no se verán afectados por este hecho, mientras que el titular de la Presidencia admitió que la relación entre ambos gobiernos se verá afectada por lo sucedido.
“Afecta, siempre afecta; hay que admitir que por supuesto afectará, pero eso debemos resolverlo siempre en el ámbito diplomático”, consideró Quintana en la sede de gobierno.   
La posición de Brasil
Brasil llamó a su encargado de Negocios en La Paz, Eduardo Saboia, para que aclare cómo salió Pinto de Bolivia. Itamaraty advirtió con medidas administrativas y disciplinarias contra sus funcionarios en caso de encontrar complicidad en actos para que el opositor abandone la legación diplomática. 
 El Gobierno boliviano espera un informe oficial de la Cancillería brasileña, a la que ya se envió una protesta 
   Detalles  
La salida del senador Pinto provocó reacciones
1 El Gobierno boliviano ya habla de activar una detención por parte de la Interpol. Es la posición de los ministros Juan Ramón Quintana y Carlos Romero. 
2 Según Quintana, el presidente Evo Morales se mostró “sorprendido” con la salida de Pinto hacia Brasil. El mandatario no habló sobre el tema en sus actos públicos. 
3 Se estima que la administración de Dilma Rousseff envié hoy a su homóloga de Bolivia una posición oficial sobre este hecho.

Fiscalía analiza los pasos que iniciará

El fiscal general interino del Estado, Roberto Ramírez, informó ayer de que el Ministerio Público analiza las acciones legales que esta instancia seguirá tras la salida del senador opositor Róger Pinto a Brasil.
“Justamente en eso estamos trabajando, para ver qué es lo que vamos hacer”, señaló Ramírez, según un reporte de la agencia estatal ABI. 
El jurista agregó que el Ministerio Público debe tener información oficial y técnica sobre el caso para emitir un pronunciamiento oficial. 
Para el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, la Fiscalía General tiene el mandato de apelar a un conjunto de instrumentos jurídicos internacionales sobre este hecho. “Hay varios recursos, como los exhortos suplicatorios o extradiciones”, dijo.  

La defensa de Chonta pidió permiso para llevarlo a la frontera

La idea de transportar al senador de La Paz a Corumbá en un vehículo oficial había sido rechazada por Brasil
Pablo Ortiz - portiz@eldeber.com.bo
En junio de este año, la Advocacia Geral da União (AGU), algo así como la Fiscalía General de Brasil, rechazó un pedido de la defensa del senador Róger Pinto para sacarlo del país en un carro con placa diplomática. Según el sitio G1, en un documento de 50 páginas enviado al Supremo Tribunal General, la AGU explicó que no podría conceder la utilización de una movilidad con placas diplomáticas porque habían decisiones de la justicia boliviana que impedían a Pinto abandonar Bolivia. 

La AGU explicaba que si el Gobierno brasileño tomaba ese camino estaba violando el orden internacional e incumpliendo las decisiones judiciales de los tribunales bolivianos, que ya habían dictaminado cuatro arraigos contra Pinto y una sentencia ejecutoriada por corrupción. 

En el mismo documento, la AGU deja en claro que el único camino para que Brasil pueda brindar el asilo político concedido a Pinto en su territorio, es a través de un salvoconducto, algo que la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, niega que haya otorgado Bolivia. 

De confirmarse que Pinto abandonó la embajada de Brasil, donde vivió una habitación de 20 metros cuadrados por más de 400 días, en una movilidad con placa oficial, esta no pudo ser detenida ni demorada por ninguna autoridad boliviana hasta llegar a la frontera entre Puerto Quijarro y Corumbá. Es por ello que tal vez Pinto no fue detectado por los controles policiales que requisan a fondo los vehículos, sobre todo los localizados al ingreso y salida de Chapare.

Una vez en la frontera, los brasileños debían informar sobre los ocupantes de los vehículo y sobre la presencia de Pinto para no violar la soberanía de Bolivia. No se sabe si este paso fue cumplido. 

Lo que sí se conoce es que Pinto pasó por la Policía Federal en Corumbá, donde habría llenado una solicitud de asilo político, que automáticamente le otorga protección mientras su caso es tramitado. Es por ello que sus declaraciones a los medios Pinto pide que la protección del Estado brasileño se prolongue ahora que está en su territorio. 
 
   Las claves   
 
1 Bolivia firmó el tratado internacional de refugio político, pero el acuerdo no ha sido ratificado por el viejo Congreso ni la Asamblea Legislativa, lo que podría abrir un resquicio para que el Gobierno reclame a Pinto.

2  Según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, hay 774 refugiados bolivianos alrededor del mundo. Róger Pinto vendría a ser el número 775. Por el contrario, Bolivia acoge a 741 refugiados de otras nacionalidades.

3  El futuro de Pinto está en el estado de Acre, vecino de Pando. Allí están los refugiados bolivianos de la matanza de Porvenir. 
 
   Análisis   

Brasil violó la jurisdicción boliviana
Hugo Siles - Experto En Relaciones Internacionales

Escuché por ahí que los abogados de Róger Pinto aseguran que, al estar en un vehículo oficial estaba en la extensión de la legación diplomática de Brasil. Es cierto, en la ficción de extraterritorialidad, se entiende que los vehículos son una extensión de la misión. Por ello son inviolables, no pueden ser detenidos ni multados. 

Sin embargo, Brasil debió comunicar y, necesariamente, mostrar los documentos de los ocupantes del vehículo antes de cruzar la frontera. Es obvio que hubo uno de los ocupantes que no mostró su documentación. Eso vulnera la jurisdicción boliviana.

Brasil ha violado la jurisdicción de nuestro país si sacó del país a Pinto sin que el Gobierno le otorgue un salvoconducto. Si no lo tenía, la salida de Pinto es irregular y el personal diplomático que acompañó al senador ha tenido que no declarar o esconderlo en la frontera. 

Ante ese hecho de vulneración tiene que haber una explicación oficial de parte de Brasil hacia Bolivia. Esa explicación debe ser por las vías formales que señala la diplomacia, es decir, a través de las cancillerías. Ahora, Brasil ha llamado en consultas a su encargado de negocios para que informe sobre lo sucedido. Sin embargo, por la tradición diplomática brasileña, no creo que los funcionarios de la embajada hayan trabajado de manera independiente. Me parece que existe nomás alguna información que no conocemos todos y que necesariamente tiene que ser revelada por la comunicación oficial de Brasil. 

Todo lo sucedido, vuelve más compleja la agenda bilateral entre ambos países, en un momento en el que se debe discutir un ajuste al precio del gas. Si bien un tema no debería influir en el otro, las explicaciones de Brasil tendrán que ser muy convincentes  

No hay comentarios: