Páginas vistas en total

miércoles, 7 de agosto de 2013

engorrosa. confusa explicación de Evo, con lo que se enreda más, culpa a los medios de sus cifras sobre el Censo y se refiere a otros aspectos controversiales del mismo. ERBOL

En su tradicional mensaje al país, pronunciado desde Cochabamba, el Presidente del Estado, Evo Morales Ayma, atribuyó a los medios de comunicación el apresuramiento estatal en la entrega de los resultados del Censo 2012, que seis meses después se revelaron como errados.
En enero, Morales en persona dio a conocer la distribución de la población nacional en los 9 departamentos, colocando a Santa Cruz como la región más poblada. A fines de julio, la Ministra de Planificación para el Desarrollo, Viviana Caro, entregó información que difería de la de inicio, en más de 300 mil habitantes, el mayor margen de error estadístico de las últimas tres décadas.
Según el Presidente, los medios habrían hecho insinuaciones y críticas por la demora en la publicación de los datos, ante lo cual, el gobierno habría decidido apresurarlos sin tener plena confianza en ellos. Morales criticó también a quienes no entendieron que se trataba de cifras preliminares y “se agarraron” de ellos como si fueran definitivos.
Comparó esta entrega en dos fases con las elecciones donde en inicio se presentan cómputos en boca de urna, que no pueden ser el parámetro final para asignar escaños o definir autoridades electas.
En un intento por conferirle credibilidad a los datos censales, Morales recordó que en Bolivia la gente quiere ser empadronada en el lugar donde ha nacido y no en el lugar donde vive. El Presidente recordó las presiones sociales que existen para que los ciudadanos regresen a sus sitios de origen el día del Censo.
Aludió a carpas que se armaron en El Alto para alojar a las personas que regresaron y que incluso no tenían vivienda en la ciudad. Lo mismo habría pasado incluso con el propio Morales, a quien los comunarios de Orinoca le pidieron que se haga censar en su lugar de nacimiento.  Todo ello habría inflado las cifras demográficas en el occidente de Bolivia y habría evitado que Santa Cruz ocupe el primer lugar como departamento más poblado.
El Presidente dijo que no le tiene miedo a una auditoria internacional del Censo, porque los datos no fueron manipulados. Dijo que en su cultura no está la manipulación y que una prueba de ello es que a él nunca le ha gustado formar parte de ningún grupo o camarilla.
Elecciones, generaciones
Morales añadió que ni él ni García Linera están preocupados por las próximas elecciones, sino por las próximas generaciones. La frase original corresponde al predicador norteamericano James Freeman Clarke, nacido en New Hampshire, en 1810.
Evo Morales planteó una serie de números sobre los avances y sus logros de su gestión. Defendió también la política exterior en los ámbitos de la despenalización del acullico, la declaratoria del acceso al agua como derecho humano en Naciones Unidas, la demanda marítima en la Corte Internacional de Justicia, la declaratoria del Año Internacional de la Quinua (2013) y la realización del Dakkar en 2014.
“Yo no estaba convencido del Dakkar, pero al final me convencieron”, confesó, después de llamar a los que se oponen a que la competencia pase por territorio boliviano, como “traidores a la patria”.

No hay comentarios: